Cerrar

La gente cambia. Y lo hacen así.

"La gente cambia. Y lo hacen así"

¿Necesitas cambiar algo en tu vida y no lo consigues? Aquí tienes las claves para recorrer este camino con seguridad y serenidad.

NEV Coaching &Consulting

NEV Coaching &Consulting

Publicado el miércoles, 22 de mayo de 2019 a las 12:14

Cada uno de nosotros tiene algo, o muchas cosas, que nos gustaría cambiar sobre nosotros mismos y / o nuestras vidas. Es la naturaleza del ser humano y sin ella estaríamos aburridos y estancados. Sin embargo, aunque algunas cosas conseguimos cambiarlas fácilmente, son los cambios difíciles los que nos causan tanto miedo, ansiedad y conflicto.

Este tema es un objeto de estudio muy importante para nosotros y constantemente profundizamos la investigación sobre el mismo. Me encantaría decir que hay una fórmula simple y probada para todos, pero como la mayoría de las cosas en la vida, es muy diverso y a veces, complejo.

Sin embargo, hay algunas cosas importantes que han demostrado ser ciertas en todos los casos. Un blog es demasiado breve para revisar la enormidad que abarca la investigación sobre esto, pero las siguientes claves pueden hacer que te sientas mejor, más tranquilo y en el camino hacia la “nueva felicidad” que deseas.

 

1) Se trata más de “plenitud” que de bondad.

Carl Jung, el famoso psicólogo, dijo: “Prefiero estar completo a ser bueno”. A lo que se refería es que la gran mayoría de nosotros hemos crecido en culturas y familias que nos han presionado para que solo aceptemos nuestras “partes buenas” y rechacemos nuestras “partes malas” (ira, envidia, obsesión, etc.), en consecuencia impidiéndonos el poder estar completos. Pero cada ser humano tiene una mezcla de ambos, lo sepan o no, o deseen aceptarlo. Sin embargo, son las cosas que nos negamos a aceptar de nosotros mismos como elementos normales del ser humano las que persisten en ser escuchadas y continúan resurgiendo de muchas maneras que afectan nuestra capacidad para vivir una vida mejor ya sea a través de hábitos, reacciones, creencias, formas de pensar o incluso enfermedad, dolor, adicción y fatiga, por nombrar algunas. La clave consiste en NO continuar rechazando estos aspectos de nosotros mismos, sino aprender a reconocerlos, aceptarlos y luego dejarlos ir. ¿Es más fácil decirlo que hacerlo? Sí, pero a través de un trabajo adecuado por cuenta propia y con la orientación correcta, estos elementos pueden perder su poder y ser integrados de manera saludable en nuestra forma de ser. Por lo tanto, permitiendo que ocurra un cambio positivo.

 

2) Haz que el cambio sea positivo, no una lucha dolorosa contra lo establecido.

La lucha actual y negativa que tenemos, especialmente con nosotros mismos, ha ganado fuerza a través del hábito repetido. Esto ha creado para nosotros una nueva continua realidad que se refuerza con el tiempo y, por lo tanto, tiene su propio poder. Pero esto es temporal y cambiante. Sin embargo, si seguimos luchando en el mismo campo de batalla, los refuerzos habituales tendrán una ventaja. La clave es alejarse de eso. Construye una nueva visión alternativa, con gran detalle, enfocada en todo lo bueno que vendrá al cambiar esta forma de ser o esta situación. Dedica tiempo, energía, esfuerzo a los pasos para hacer que ESTA sea una nueva realidad en lugar de luchar con lo anterior. En este nuevo terreno, todo es posible y nos aleja del constante estrés de luchar con lo establecido, junto con sus trampas.

 

3) Los pasos pequeños son a menudo más importantes que los grandes.

Se ha demostrado una y otra vez que dar pasos pequeños y consistentes hacia un cambio positivo tiende a tener un mayor impacto para el éxito a largo plazo. ¿Por qué? Debido a que las antiguas costumbres existen por alguna razón, cualquiera que sea y cuando las desafiamos a lo grande, desencadenan nuestras reacciones subconscientes y emocionales que lucharán contra el cambio. Pero pequeños ajustes: registrar las propias acciones, expresar los desafíos en forma verbal o escrita, incluso respirar unos segundos en el momento crítico antes de repetir lo mismo de siempre, pueden guiarnos a una conciencia invaluable y a pequeñas influencias que pueden llevar a cambios más poderosos con el tiempo. Cualquier pequeño éxito para tu meta cuenta. Incluso si recaes, todo ayuda a avanzar.

 

4) Lo que CREES, marca TODA la diferencia.

Las investigaciones científicas para lograr un cambio positivo significativo han demostrado que cuando las personas en última instancia creen que su problema es global (que abarca todo) que no se puede cambiar (que es demasiado poderoso para controlar) y personal (que se debe a que fallan en sí mismas) es mucho menos probable que lleguen a hacer con éxito un cambio positivo. En contraste, aquellos que creyeron implacablemente en que su problema era aislado, que eventualmente podrían controlarlo y que no era un fallo personal, tuvieron un enorme éxito. El solo hecho de tratar de dejar de fumar, incluso por un día, marca la diferencia. Fomentar la creencia de que PUEDES y lo lograrás, no importa cuántas luchas y reveses hayas tenido, en última instancia, te dará la autoestima, el poder y la esperanza de seguir intentándolo.

 

5) El cambio es un esfuerzo, así pues, ¿de cuánta energía dispones?

Los hábitos constituyen al menos el 30% de nuestras vidas, si no más. Son los atajos que hemos aprendido a lo largo del tiempo para lidiar con nuestra realidad habitual, ya que sin muchos de ellos, cada tarea diaria sería larga y tediosa (imagínate volver a aprender lo que significa atarse los zapatos). Pueden ser tu rutina matutina, una forma adictiva de gestionar el estrés o el prejuicio. Para bien o para mal, legítimo o no, todos los tenemos. Son prácticamente automáticos. Y porque “reducen” nuestro tiempo y esfuerzo para superar el día, ya sean correctos o no, cambiarlos requiere un tiempo, esfuerzo y concentración significativos. Por esta razón, si te encuentras en un momento en el que estás especialmente tenso, estresado o saturado por otras cosas, hacer un cambio significativo en tu vida en este momento será especialmente difícil. No es imposible, pero debo decir que se debe TENER un respeto especial, tiempo y espacio, para permitir el trabajo necesario para crear un cambio positivo. Digo “tener”, porque esto no pretende ser una excusa. La mayoría de nosotros diremos que nunca tenemos el tiempo o la energía para cambiar. En algunos casos (como el duelo profundo) no lo tenemos, pero en otros, no importa cuán apremiantes puedan parecer las circunstancias, tenemos la opción de crear la oportunidad para cambiar. Esto es solo para recordar este hecho y que, si deseas trabajar de manera significativa en algo, es probable que tengas que dejar de lado otras cosas. Y está bien, porque después de todo ¿cuál es el precio de tu salud y felicidad?

 

6) El momento puede ser un factor.

Hace años, quería reiniciar mi rutina de ejercicio físico, pero me encontraba en un momento de trabajo especialmente estresante y no importaba cómo lo intentara, simplemente no conseguía arrancar. Y sin embargo, cuando llegaron las vacaciones y pude descansar un poco y alejarme de la tensión habitual, de repente encontré la energía, pero sobre todo, la ACTITUD, para hacer ese cambio positivo. Y funcionó. Teniendo en cuenta los puntos anteriores, a veces está bien decir “Estoy realmente comprometido a hacer esto, pero no puedo hacerlo ahora mismo, así que comenzaré ___”. Seguir aplazando algo indefinidamente es lo que nos mantiene ineficaces. Pero reconocer honestamente que ahora no es el momento y luego identificar uno en el futuro que pueda ser razonable, prepararlo y anticiparlo, puede marcar una gran diferencia. Todos somos humanos y la vida puede ser dura a veces. Mientras esto no siga siendo una excusa para no intentarlo, puedes crear un entusiasmo y una determinación aún más positivos para el futuro.

 

7) La compasión es siempre la CLAVE.

Este puede ser nuestro último punto pero es el más importante. La autocompasión. Tendemos a pensar que esto significa “perdonárnoslo todo” o hacer trampa o auto-engañarnos, pero realmente no significa nada de esto. Más bien, se trata de comprender que eres humano como todos nosotros. Sufres, tratas de hacer lo mejor, o a veces no (lo cual también es normal). Y la constante autocrítica o, a veces, incluso el odio a tí mismo es en realidad la CAUSA PRINCIPAL que te impedirá hacer un cambio positivo. Está demostrado. La culpa, la vergüenza, el odio a nosotros mismos solo nos hacen sentir más impotentes, más insignificantes y nos quitan nuestro poder y esperanza de llegar a donde tan desesperadamente queremos ir. Se necesita algo de tiempo y trabajo para entender y cultivar esto realmente. No es fácil para la mayoría de nosotros ya que creemos que si lo aceptamos, nos autocomplacemos. Pero no se trata de poner excusas, se trata de aceptarnos abierta y honestamente, para que podamos hacer el trabajo necesario para avanzar.

 

Espero que esto te haya brindado un buen comienzo y nunca dudes en contactarnos con tus propios comentarios o consultas. Estamos aquí para tí.

5
visitas hoy 2 · visitas total 749

Usuario: NEVCoachingConsulting

Empresa: NEV Coaching &Consulting

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 22/05/2019 12:14

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=18895

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 04:42

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar