Cerrar

Todo lo que necesitas saber sobre el Producto Mínimo Viable

MVP

¿Tienes en mente una idea para comenzar un nuevo negocio? Existen diversas acciones y recursos que deberías tener en cuenta para iniciar con buen pie.

Kardum Tech S.L

Kardum Tech S.L

Publicado el lunes, 04 de abril de 2022 a las 09:00

 
¿Qué es un PMV?

Un PMV (producto mínimo viable, o MVP por sus siglas en inglés: minimum viable productes una versión de un nuevo producto que cuenta con las características mínimas necesarias para lograr un objetivo específico, una versión por la que los clientes estén dispuestos a pagar de alguna forma.

A diferencia de un prototipo, que es una representación visual o real del producto que deseas lanzar, el PMV busca la interacción con early adopters (primeros usuarios) para aprender de su feedback.

¿Para qué sirve un producto mínimo viable y cómo debería ser?

El producto mínimo viable sirve para validar una hipótesis y obtener feedback. Resulta fundamental para definir si vas a resolver un problema real, si la solución que has creado es útil para dicho problema y si existe alguien dispuesto a pagar de alguna forma por ello. Cuanto más pronto sepas si tu producto es interesante para el público objetivo, menor esfuerzo y dinero tendrás que invertir en él.

Un PMV debe tener un diseño que atraiga y cautive al cliente, una usabilidad que asegure una buena experiencia de usuario, una fiabilidad que dé confianza y una funcionalidad suficiente para producir un resultado útil. Caso contrario, no sería un producto mínimo viable y, posiblemente, fracase.

Paso a paso para crearlo
  1. Identifica tu cliente y conócelo a fondo. ¿A quién le estás resolviendo un problema? ¿Cuáles son sus necesidades, gustos, deseos y problemas? Reúne toda la información que puedas.
  2. Reconoce a tu competencia. Estúdiala, a fin de obtener un diferenciador y posicionarte mejor. ¿Hay alguien que quiera resolver el mismo problema? ¿De qué manera?
  3. Construye tu Producto Mínimo Viable. Lo ideal es que sea rápido, bueno y barato; procura invertir lo menos posible, pero conseguir diseño, usabilidad, fiabilidad y funcionalidad para obtener los resultados esperados (no te centres solo en la funcionalidad, porque eso es un error grave y muy común).
  4. Invita a que lo prueben y obtén feedback. Busca los canales donde se encuentren tus potenciales clientes y ofrece tu PMV. Quizás tengas que entregar algo de valor a cambio y/o invertir en campañas de publicidad.
  5. Aprende, confirma la hipótesis o haz una nueva. Si el feedback es positivo, acelera el proceso y crea un producto más completo para comercializar; sino prepárate para reconocer dónde está el error, pivotar y encontrar una solución mejor.
 

Antes de terminar, te recomendamos que al construir el producto mínimo viable deberías trabajar solo en las funcionalidades mínimas, necesarias para vender. Evita el aspecto arquitectónico, las características que lo hagan escalable, ya que esto será tarea para el futuro. Recuerda que si necesitas ayuda con tu proyecto nuestro equipo de profesionales está listo para colaborar.

S/V
1.436 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar